e l i k







En 1870 Rimbaud primero usó el término voyant (vidente) para identificar a la nueva especie de poetas que tenían que ser "absolutamente modernos": uno tiene que, creo, convertirse en un vidente, hacerse uno mismo un vidente, o como Rasmussen escribió de los esquimales-iglulik: el joven, cuando aspira a chamán, debe usar siempre la siguiente fórmula -takujumaquama: vine a ti porque deseo ver- y los esquimales-cobre llamaron al chamán-cantante elik, es decir, uno que tiene ojos.
Jerome Rothenberg, La poética del chamanismo.


elik 1. participio de eua, esconder; cosa escondida. 2. sirve también de adverbio; a escondidas, en secreto. (Pokom Maya and their Colonial Dictionaries)

Nada sabía de esto cuando en el año 2003 le tomé prestado este nombre a una mujer de una novela de Cees Notteboom, le añadí el apellido Navarro y empecé a firmar así mis creaciones y a entretejer, sin prisas, en la intimidad itinerante de mis sucesivas residencias, la poética de espíritu amateur y bricoleur que se transparenta en esta maqueta de casa del alma.